Qué fue de mi pelo y otras cosas que no te importan una mierda

on | |
Hola a todos:

Sé que os tengo abandonados, pero ya sabéis cómo funciona esto. Es mi blog y lo hago para mí, y si de paso te gusta y yo que me alegro, ¿no? En fin, que he intentando ser woo y moderna, pero ya me he cansado. Estos meses activa en Instagram han hecho más para destruir mi fe en la humanidad (y de paso en mí misma) que todos los programas de Telecinco juntos.

Bueno, yo escribía para anunciar que me parece que voy a cerrar la sección woo de salud y belleza, porque no me termina de convencer. Pero antes de ello quería contaros qué ha pasado con mi pelo, por si a alguien le interesa. La última vez que escribí llevaba como un mes y algo sin echarme champú.

Pues resulta que la henna te pone el pelo genial, y te evita tener que lavártelo con tanta frecuencia. Tenía un tutorial muy chachi de cómo hacer y echarse henna, pero he cambiado de móvil y he perdido las fotos. La próxima vez si me da la picada lo pongo. La henna es un remedio genial para la grasa del pelo, y hace que te aguante mucho tiempo limpio. Como es normal, conforme se pasan el tiempo y con los lavados el efecto se va perdiendo, y vuelve la grasa hasta el próximo baño de henna. En mi caso, la grasa de mi cuero cabelludo no encontró elequilibrio, tal como me prometían las gringitas que han probado el método en sus blogs, por lo que con mucha tristeza me he vuelto a los champús. Pero para compensar, me he comprado un champú carísimo que tiene muchos ingredientes vegetales no testado en animales y bendecido por el niño Jesús. ¿La ventaja? Que es tan caro que no quiero derrocharlo y en consecuencia me echo menos cantidad y eso está haciendo que tenga menos exceso de grasa. ¡Perfecto!

Al final con mi pelo ha pasado como con el piercing que me hice que nunca dejaba de infectarse: en cuanto me harté de cuidarlo se arregló solo. Ojalá todo en esta vida fuera igual...

Otras cosas que no te importan una mierda es que estoy pasando uno de los momentos más extraños en mi vida, que nunca me había dado tanto miedo el futuro sin dejar de ser excitante, que nunca en mi vida me había pasado tanto tiempo sin escribir, y eso me da miedo, y que nunca había dependido tanto de mi imaginación para poder salir de un bache, y me había fallado. ¿Qué puedo hacer? Centrarme en cosas superfluas como mi aspecto no ayudan, y la realidad es demasiado aburrida como prestarle atención sin volverme loca. Puedo seguir escribiendo aquí, pero es como mandar un mensaje en una botella en el mar. ¿Hay alguien ahí?




Qué más da.

1 comentarios:

Francisca Leiva dijo...

Sí, hay alguien!!! Me encontré con tu blog buscando sobre el método no poo, llevo 2 días jajaja XD pero no sé si seguir, ya que me he encontrado por ahí con el método co wash y el ac-sh-ac.. pero por ahora mi pelo se ve más ondulado de lo costumbre y sin caspa así que no usaré shampoo hasta comprarme uno más 'natural'. A mí también me gusta escribir y no escribo hace mucho (quizás por eso me desahogo aqui :P). Espero puedas seguir escribiendo, creo que sirve como terapia (ojala también lo pueda retomar yo, tengo una ensalada en la cabeza).. A veces la vida da muchas vueltas y es necesario entender primero qué nos mueve en la vida antes de dar los pasos.. una realmente no sabe que está haciendo aquí en el espacio-tiempo, pero sigue haciendo las cosas a pesar de morirse de miedo... espero estés muy bien..piensa positivo ( a mí me cuesta, pero lo intento) saludos desde Chile :3 y no borres tu blog, las memorias se van con él.

Publicar un comentario